• BIENVENIDA10%Dto.
  • PAYPAL PAGA EN 3 PLAZOS
  • ENVÍO GRATIS EN TODAS LAS COMPRAS
  • ENTREGA 24/48 horas
  • 611303429
  • BIENVENIDA10%Dto.
  • PAYPAL PAGA EN 3 PLAZOS
  • ENVÍO GRATIS EN TODAS LAS COMPRAS
  • ENTREGA 24/48 horas
  • 611303429

Ópalo

El ópalo es un mineraloide que se clasifica como un óxido y que tiene una composición similar a la del cuarzo, pero con moléculas de agua en su interior. Es una piedra preciosa muy apreciada por su capacidad de refractar los rayos de luz y transformarlos en los colores del arco iris. Existen diferentes tipos y variedades de ópalo, como el ópalo de fuego, el ópalo girasol y el ópalo noble. El ópalo se encuentra en muchos lugares del mundo, pero especialmente en Australia, donde se hallaron las primeras fuentes de este mineraloide. El ópalo tiene también un significado simbólico relacionado con la creatividad, la imaginación y la esperanza

Algunas de las propiedades del ópalo son:

Es una Piedra que potencia la conciencia cósmica y induce visiones psíquicas y místicas.

Estimula la originalidad y la creatividad dinámica, ayudando a acceder y a expresar el verdadero yo.

Es una piedra Kármica, que enseña que lo emites te viene de vuelta.

Es una piedra seductora que intensifica los estados emocionales y libera las inhibiciones.

Tiene propiedades curativas para el sistema nervioso, la sangre, los riñones, los ojos, la insulina y el parto.

Posee propiedades antibióticas, cicatrizantes, antiinflamatorias, analgésicas, antialérgicas y anestésicas.

El Ópalo es una piedra amada por los joyeros y coleccionistas gracias a su hermosa iridiscencia.

Consejos para cuidar para tu Ópalo

Como toda joya el ópalo debe cumplir su mantenimiento para que la piedra mantenga su brillo, también es necesario evitar la suciedad en su superficie.

Limpiar el Ópalo lo mantiene cuidado y protegido

Si tienes un ópalo puro, sin cortar, puedes sumergirlo en una solución de agua tibia durante 5 a 10 minutos, y luego limpiarlo con un paño suave y seco.

Si tienes un ópalo que ha sido cortado y superpuesto para adaptarse al anillo, no debes sumergirlo en agua, sino limpiarlo con un paño humedecido con agua tibia entre 23 y 25 grados y jabón líquido neutro.

Humedece el paño y limpia la piedra, frota de manera suave y evita tocarla con los dedos o rasgarla con la uña.

Repetir la aplicación 3 veces

Enjuaga el paño con agua limpia y retira el jabón de la piedra.

Deja secar al aire.

En ambos casos, debes evitar la limpieza con ultrasonidos, usar cepillos, uñas o productos químicos que puedan rayar o dañar la superficie del ópalo.

Guarda tu joya de ópalo separada de otras piezas para minimizar el contacto accidental o los arañazos.

Los ópalos pueden agrietarse (desarrollar grietas en la superficie) y perder su juego de color si se evapora su agua. Guarda tu joya de ópalo envuelta en algodón suave y húmedo para prolongar su vida.

Mantén tu joya de ópalo alejada de fuentes de calor o frío, como chimeneas o ventanas abiertas.

Ópalo